Blogia

ametralladora

Albert Rivera defendiendo la Nación española en el parlamento de Cataluña.

Caso Palau. Un informe de la Policía: 'Pujol y Mas cobraban comisiones en Suiza'

Caso Palau. Un informe de la Policía: 'Pujol y Mas cobraban comisiones en Suiza'

El borrador de un informe de la Policía revela que parte de las comisiones que las empresas pagaban a CDC, el 4% de cada adjudicación, iban directamente a cuentas del candidato de CiU y presidente de la Generalitat y a la familia de Jordi Pujol.

El presidente de la Generalitat y candidato de CiU a la presidencia el próximo 25 de noviembre, Artur Mas, junto con la familia del ex presidente de la CCAA Jordi Pujol, y el hijo mayor de este, Jordi, cobraban en comisiones que pagaban empresas, el 4% del monto total de las adjudicaciones y llevaban el dinero a depósitos bancarios en Suiza.

En el documento, que es un borrador, de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) se denuncia la existencia de cuentas en Suiza y Liechtenstein controladas por Artur Mas padre e hijo, así como por Jordi Pujol; su mujer, Marta Ferrusola, y su primogénito Jordi, según publica El Mundo.

Los agentes explican que la familia Pujol disponía de "tres cuentas numeradas y dos cajas de seguridad con número correlativo a la que el propio Félix Millet -responsable del expolio del Palau de la Música-", tiene en Lausana. Además, revelan la existencia de conexiones con cuentas del fiduciario Arturo Fasana, cuyos beneficiarios son también los Pujol.

La Brigada de Blanqueo de capitales señala, para empezar, que las 'mordidas' eran del 4% sobre el importe total de la adjudicación –un 2,5% revertía en los partidos políticos vinculados a la Generalidad, y el 1,5% restante se destinaba a gastos, comisiones y colaboraciones de Félix Millet y miembros de su equipo, "así como a cuentas privadas de algunos dirigentes políticos y/o de sus familiares políticos directos más allegados"-.

El archivo, que se intentó borrar sin éxito, también recoge una anotación en catalán: "Pendiente de pago el 20% de lo asignado al Palau, a JP hijo, sacar en efectivo y entregar en mano en lugar habitual, su padre ya ha sido informado como siempre". De esta forma, según el informe, Jordi Pujol Ferrusola es el testaferro de Jordi Pujol Soley, que gobernó la CCAA entre 1980 y 2003.

Asimismo, al ex presidente catalán, según la Policía, se le vincula con un patrimonio valorado en cientos de millones de euros.

Por otro lado, el informe pone de manifiesto "las dificultades de disponer tan seguido de grandes sumas de efectivo, mediante cheques al portador y el propio Millet no comprende cómo no se puede transferir como en otras ocasiones a las cuentas de los bancos ingleses y suizos, como en un principio se estaba haciendo desde su propia cuenta abierta en Suiza".

Los "testigos voluntarios" que han declarado a la Policía y a los Mossos de Esquadra han dado detalles minuciosos sobre el imperio que el primogénito de Jordi Pujol, Jordi, ha montado a nivel internacional para blanquear el dinero captado presuntamente de su padre.

Según el informe, la familia Pujol posee inversiones multimillonarias. Pujol padre compró el 30% de Puerto Madero, (Argentina), según señala el informe de la UDEF. Para desembolsar la inversión considerable se usó la entidad de banca privada Cantrade Lausanne.

Además de las cuentas suizas, la Policía ha detectado otras dos de procedecia inglesa, en el Bank of Scotland de Londres y en el Lloyd's Bank de Ginebra, usando como firma corresponsal al HSBC de la oficina de Madrid, la misma donde tuvo una grave incidencia (sic) con el tema Gescartera", según recoge el diario. No obstante, "por cuestiones de difícil explicación" no se pudo continuar la línea de investigación porque el posible delito ya habría prescrito.

Por otra parte, también se han detectado conexiones en diferentes cuentas manejadas en Rhone Gestion, "regentadas por Arturo Fasana", uno de los testaferros más conocidos por la política.

"El último beneficiario de las cuentas regentadas por Fasana desde su oficina de Canonnica y su despacho suizo son el propio Pujol, su hijo Jordi y Marta Ferrusola", indica el borrador.

Mas, con dos millones en Liechtenstein

El padre de Artur Mas, Artur Mas Banet -recientemente fallecido-, nunca justificó el origen de los dos millones de euros que reconoció haber acumulado en Liechtenstein y en Suiza tras ser descubierto por la Agencia Tributaria.

El fallecido padre de Mas no dio explicaciones y en fuentes de CiU atribuyeron el dinero a una vieja operación de venta de un negocio familiar que los compradores habían querido pagar fuera de la vista de Hacienda.

Mas Barnet no llegó a ser juzgado por este hecho porque el juez Santiago Pedraz aceptó la prescripción del delito fiscal en noviembre de 2010 y lo regularizó con Hacienda. Los bienes en el extranjero del progenitor del presidente en funciones de la Generalitat afloraron en 2008, cuando el Gobierno alemán compró el disco robado con nombres de personas con cuentas en el citado Principado.

La corrupción acorrala a CiU y pone a Artur Mas contra las cuerdas.

La corrupción acorrala a CiU y pone a Artur Mas contra las cuerdas.

El embargo judicial que pende sobre el inmueble que acoge la sede barcelonesa de Convergencia es la metáfora que mejor describe la incómoda y difícil situación actual del partido de la familia Pujol. Beneficiaria durante décadas del silencio complice de la sociedad catalana en lo referente al veloz enriquecimiento de sus cargos públicos y los familiares de éstos, CiU vive hoy un momento de crisis similar al del PSOE en el año 1996.

Lejos de ser el partido vigoroso y sano que a Artur Mas le gustaría liderar en pleno órdago secesionista, una huida hacia adelante en toda regla, CiU asiste, paralizada por la corrupción, al luctuoso espectáculo de ver cómo la metástasis se extiende por todos sus órganos. Por vez primera la sociedad catalana señala con el dedo a los mismos altos cargos que ayer acudían impunes al liceo en sus berlinas de lujo, acompañados de mujeres enjoyadas y envisonadas hasta los dientes, pensando que nunca les descubrirían.

Asfixiados por los impuestos y tocados por los recortes, los catalanes hoy día escoltan con sus insultos a los convergentes acusados de corrupción mientras estos recorren cada vez mas frecuentemente el paseíllo hacia el juzgado y la cárcel, o comentan indignados las imágenes que atestiguan la riqueza acumulada en los años de gobierno del patriarca por la familia Pujol mientras observan las ostentosas fotos de la inauguración de la penúltima adquisicion millonaria en el extranjero de la familia del expresident.

El propio Artur Mas es beneficiario de una cuenta en Liechtenstein de más de dos millones de euros, algo difícil de explicar para la máxima institución del Estado en una región con el 30% de la población viviendo en la pobreza. Como complicado es de argüir cómo Macià Alavedra y Luis Prenafeta, hombres de máxima confianza de Pujol en CiU y el gobierno autonómico, pudiesen pagar a toda velocidad el millón de euros de fianza que les sacó de la cárcel donde entraron en 2009 por cobro de comisiones ilegales, corrupción y tráfico de influencias. O nada fácil de esclarecer sea el origen de los fondos empleados por Jordi Pujol Ferrusola para comprarse el Hotel Encanto (de cinco estrellas y en México), o la procedencia de los dineros que le permitieron hacerse con la mayoría del puerto de Rosario en Argentina.

Artur Mas es un hombre de nervios de acero pero cuya paciencia se agota a pasos agigantados. Mas, situado en un dilema, es consciente del enorme daño electoral que le hace el misterioso origen de la fortuna de la familia Pujol en el extranjero, pero también sabe que a quien fuese ayer president y hoy padre de millonarios inversores internacionales, le debe el puesto.

El cartero que hace llegar, vía telegrama, las citaciones judiciales a los altos cargos de CiU se sabe ya de memoria la ruta que separa la sede de correos en Barcelona del cuartel general de convergencia. Alavedra, Prenafeta, Millet, Montull, Torrent, Padrol, Gordo, Osácar, Pujol I, II y III... suma y sigue. Solo del Palau de la Música, Osácar recibió 500.000 euros y Torrent 1.7 millones. La lista de cargos millonarios de CiU con las cuentas pendientes con la justicia parece no acabarse nunca. Para entender el nerviosismo de Mas ante la actual situación de CiU, recordemos lo que de CDC dijo en julio de este año, semanas antes de la manifestación de la diada, el auto judicial del caso Palau:

"Convergència Democràtica de Catalunya recibió fondos de la Asociación Orfeó Català a través de entregas opacas de dinero en efectivo". Estos pagos sumaron "2.314.495,21 euros". Las entregas fueron"realizadas en el periodo 2002-2008 por los imputados Fèlix Millet y Jordi Montull " a "Carles Torrent y Daniel Osácar en su calidad de responsables de finanzas de Convergencia Democratica de Catalunia". "CDC también fue beneficiaria de una desviación de fondos de la Fundación Privada Orfeó Català-Palau de la Música de al menos 982.583,20 euros". "El dinero llegaba a CDC bien mediante entregas opacas en efectivo, bien a través de donaciones, por un importe total de 775.000 euros".

Estas afirmaciones del juez parecen dar la razón a aquellos que afirmaban que en CiU "había quien se llevaba los millones públicos en sacas bordadas con la bandera de Cataluña" o aun peor, quienes aseguran que "CiU es el partido de las pirámides; lo que mejor se les da es hacer el egipcio". Mientras la justicia ordinaria sigue su curso, la sociedad catalana parece ya haber dictado sentencia y tiene la factura electoral preparada para hacérsela llegar a CiU el 25-N. La Democracia era esto. No todo iban a ser victorias en el Majestic, Lamborghinis, joyas, y hoteles en México.

La tijera de Mas (CIU, Cataluña): no paga nóminas pero sigue engordando "mamandurrias".

La tijera de Mas (CIU, Cataluña): no paga nóminas pero sigue engordando "mamandurrias".

La culpa es del Gobierno de Mariano Rajoy. Ésa es toda la explicación que la Generalitat de Artur Mas dio este martes ante sus impagos del mes de julio a los centros sanitarios, educativos y sociales concertados, que sienta un peligroso precedente. "La liquidez en los pagos a los que debemos hacer frente depende de ellos -el Gobierno central-. Y ellos deben cumplir, lo que no hacen", señaló tajante su portavoz, Francesc Homs.

Cuando la semana pasada el Ejecutivo de CiU anunció su imperiosa necesidad de recurrir al fondo de liquidez habilitado para las comunidades para hacer frente a unos vencimientos de deuda en lo que queda de año por valor de 5.755 millones de euros, culpó de sus males a la ruinosa herencia del Govern tripartito de José Montilla y a la errática política económica del Gobierno central. Y ahora nuevamente recurre a la táctica del avestruz, hasta el punto de que este martes los de Mas ni siquiera se presentaron a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Sin embargo, la excusa de que el Gobierno catalán es sólo una víctima no cuela, por mucho que se esfuerce CiU por venderla. Porque aunque Mas va por su tercer paquete de ajustes y/o recortes, a su vez con mayor o menor disimulo ha seguido financiando muchas de las que Esperanza Aguirre denominaría "mamandurrias", como lo hizo hace unos días. "¿Y si la Generalitat en lugar de no pagar a hospitales y centros asistenciales no pagara a políticos y altos cargos el mes de julio?, se preguntaba la exministra socialista María Antonia Trujillo.

El ejemplo más escandaloso es el de las famosas embajadas u oficinas comerciales. Ya no es sólo que Cataluña sea una de las dos únicas comunidades -junto con el País Vasco- que se han negado a integrar las suyas en la red estatal para ahorrar, sino que de las 48 que tenía en 2010 sólo se ha desprendido de una hasta la fecha, la de Buenos Aires. En teoría, los gastos de todas ellas se integran en la partida de "acción exterior", que para este año cuenta oficialmente con un presupuesto cercano a los 27 millones de euros. Pero por ejemplo sólo el alquiler anual de la Bruselas asciende a 832.000 euros, así que los números no están del todo claros.

A ellas se suman los famosos consejos comarcales de Cataluña, que con 1.000 consejeros políticos a sueldo y 3.000 trabajadores anualmente le hacen un roto a las cuentas de Cataluña de 560 millones de euros anuales. Pero tampoco nadie se atreve a ponerle el cascabel a ese gasto, con el argumento de que es un símbolo identitario catalán.

Como también lo es la Televisió de Catalunya -con TV3 como buque insignia-, que a pesar de tener la nada despreciable cifra de 1.881 empleados en nómina gasta al año más de 100 millones de euros en producción externa. Será por falta de mano de obra. Para este año el presupuesto de todo el grupo asciende a 378,5 millones de euros, no precisamente pecatta minuta.

Cuando de promocionar el catalán se trata, Artur Mas no repara en gastos. Sin ir más lejos a finales de junio concedió un millón de euros en subvenciones a diversas asociaciones afincadas en la Comunidad Valenciana para su promoción. Y ahora resulta que no tiene para pagar las nóminas de 100.000 trabajadores, que es el número de afectados según el Colegio de Trabajadores Sociales de Cataluña.

Dice el presidente catalán que su antecesor le dejó grandes pufos debajo de las alfombras, pero Mas no ha hecho nada por evitar que Montilla siga viviendo a cuerpo de rey a cuenta del erario catalán, tal vez porque él también será "ex" algún día. Desde diciembre de 2010 y durante cuatro años el socialista recibe 115.224 euros al año, el 80% de lo que ganaba como líder del tripartito. Cuando cumpla los 65, pasará a cobrar una pensión de 7.201 euros al mes durante el resto de sus días. Y si le pasa algo, su mujer tendrá una pensión de viudedad de 3.600 euros. Todo ello por los servicios prestados a Cataluña.

Y qué decir del Defensor del Pueblo catalán, Rafael Ribó, que durante los últimos tres años se ha dedicado a recorrer mundo -60 viajes al extranjero hizo en ese tiempo- mientras sus paisanos corrían con gastos que sólo el año pasado sumaron más de 62.000 euros. Y cerca de 94.000 euros el anterior. Sin olvidar al alcalde de Barcelona, Xavier Trias, que con los casi 110.000 euros al año que se embolsa (sin incluir dietas) lidera la lista de los regidores mejor pagados de España.

Cuestión de prioridades.

El efecto colateral del ‘blindaje’ en España de las ventas a corto: el ataque de los especuladores se desvía hacia los bancos franceses y alemanes. Se interpreta como una maniobra de presión del Gobierno de España a Hollande y Merkel.

El efecto colateral del ‘blindaje’ en España de las ventas a corto: el ataque de los especuladores se desvía hacia los bancos franceses y alemanes. Se interpreta como una maniobra de presión del Gobierno de España a Hollande y Merkel.

La prohibición de las operaciones a corto en la Bolsa española ya está consiguiendo los primeros resultados: desviar los ataques de los especuladores hacia los bancos franceses y alemanes. En el sector bancario se interpreta el movimiento como una maniobra de presión del Gobierno a François Hollande y Angela Merkel.

Según se ha podido saber por fuentes financieras, el veto a los cortos en España e Italia está suponiendo un duro castigo para el sector bancario en Francia y Alemania.

Las entidades financieras alemanas y francesas poseen gran cantidad de deuda española e italiana, por lo que los bancos de estos dos países se han convertido ahora en un blanco perfecto para los especuladores.

 

Alerta en el Banco de Francia

 Ahora, descartadas las empresas del Ibex para un ataque, la gran banca francesa –BNP Paribas bajó horas después de la prohibición de las ventas a corto un 5,5%, y Société Générale, un 4,6% - se han colocado en el punto de mira. También el alemán Deutsche Bank se desplomó un 4,5%.

 Según las fuentes consultadas, este giro de los ‘hedge funds’ ha levantado todas las alarmas en Francia. El Banco central francés ha pedido a las entidades financieras de su país extremar la prudencia con España. Lo mismo ha ocurrido en Alemania.

 

Maniobra de presión del Gobierno

Las fuentes financieras, a las que se ha tenido acceso, interpretan el movimiento como una “maniobra de presión” del Gobierno hacia las autoridades europeas para que den una solución inmediata a la crisis de deuda que está azotando con dureza a España.

Se maneja que colocar a los bancos alemanes y franceses en el centro de la diana puede provocar una reacción de los mandatarios de ambos países para sacar de la ‘asfixia’ a España.

Así, el Gobierno de Mariano Rajoy puede conseguir el apoyo del francés François Hollande para hacer pinza también con el italiano Mario Monti y hacerse oír en Bruselas.

También se busca un movimiento de la canciller alemana, Angela Merkel, quien se niega en redondo a dar liquidez a España a través del BCE, pero que podría ceder a una solución intermedia con tal de alejar a sus bancos del punto de mira de los especuladores.

Los nacionalistas de CiU piden ayuda a los expoliadores españoles.

Los nacionalistas de CiU piden ayuda a los expoliadores españoles.

¿No decían los nacionalistas que España les robaba?

¿Llegará para todos la tarta de 18 mil millones de euros?

Hay un antes y un después de la frase que ha pronunciado Mas-Colell, Conseller de Economía de Artur Más, ante los micrófonos de la BBC: "Cataluña no tiene otro banco que el Gobierno de España". La podría haber escrito Shakespeare para un personaje de tragedia contemporánea genuinamente española.

Si la llega a pronunciar Artur Más ante Dios, la BBC y la historia, no tendría nada que envidiar a la frase más trágica, más resignada, más representativa de la fragilidad de la condición humana que el Bardo de Avon hizo salir de la boca de Ricardo III, el personaje de la literatura universal que persiguió el poder con menos escrúpulos: "Mi reino por un caballo".

Pero la ha pronunciado su escudero económico, en idioma inglés con acento catalán, quizá para ganar tiempo mientras se la traducían a Rajoy en La Moncloa.

El caso es que Cataluña ha tenido que pedir papas al Estado. Que los nacionalistas no lo van a reconocer, pero al final hace más frío de lo que parece fuera de España. Que el Barça podrá permitirse el lujo de ser algo más que un club, pero Cataluña no puede permitirse el lujo de ser algo más que una Comunidad Autónoma, en el ámbito de una Comunidad Europea que fumiga como insignificantes hormigas a Estados, ya soberanos, con el doble de población que el territorio que venera a su patrona "La Moreneta"

"Se equivocó la paloma. Se equivocaba", como profetizaba Xoan Manuel Serrat reproduciendo un poema de Alberti. Por ir al norte fue al sur. Se equivocaba...

¡Bienvenida a la cola, Cataluña!

Los más optimistas calculan que la Generalitat tendrá que solicitar unos 2.600 millones de euros para salir del apuro de aquí a final de año. Los bonos patrióticos han creado un bucle de endeudamiento alrededor de 12 mil millones de euros y la Comunidad corría el peligro inminente de ser arrasada por un alud financiero.

Hubo que hacerse de tripas el corazón y decir ¡basta! Hubo que decidir entre morir de pie o vivir de rodillas, y las élites del nacionalismo catalán mayoritario decidieron hacer lo mejor para su pueblo, lo menos malo para España, y se han puesto a la cola de las ventanillas de pago del Estado, detrás de la Comunidad Valenciana y de Murcia.

¡Bienvenida a la cola, Cataluña! Al final, como la vida misma, el más independiente, el más orgulloso, el más rebelde de los seres humanos sabe que su último recurso es la familia. Millones de hogares dispersos por la geografía española lo confirman en estos tiempos de penumbra social y económica.

Y aunque algún radical jacobino, algún patriotero barato con fobias periféricas, intente comparar la foto de Durán i Lleida con Rajoy con el cuadro de la Rendición de Breda de El Greco, el Titanic nacional no puede permitirse el lujo de que se le vayan inundando sus compartimentos periféricos, sus pedazos autonómicos, en mitad de la tormenta e intentando mantenerse a flote en medio del Cabo de Hornos de la crisis.

Lo que es bueno o menos malo para Valencia, Murcia, Cataluña y las que te rondaré morena, es bueno o menos malo para España. Económicamente hablando, debería convertirse a partir del hoy en un axioma. Porque éste país está haciendo agua por el Centro y por sus territorios autonómicos, y hay que achicar todos a la vez, todo al mismo tiempo, dejando reproches centrífugos o centrípetos, alardes independentistas o alardes centralistas, hasta ver si el barco a la deriva consigue llegar a puerto seguro.

Una tentadora tarta de 18 mil millones de euros

El problema ahora es la tarta de 18 millones de euros. Menos 3.600 de Valencia, 2.600 de Cataluña y 300 de Murcia, quedarían sólo 11.500 millones para el resto de Comunidades. Andalucía puede necesitar una buena tajada; Las Baleares tienen al personal con los huevos de corbata; Castilla-La Mancha está más depauperada que el galgo de Don Quijote; Castilla-León han empezado ya a levantar tímidamente la mano.

Y hay comunidades decididas a mantener el tipo e izar la bandera de la austeridad como estandarte de la gestión de sus gobiernos. Pero, si las cosas se tuercen más todavía, como por ejemplo se plantea la opinión pública gallega, cuyo Presidente tiene a gala no acudir al fondo nacional de rescate, ¿quedará algún pedazo de tarta para los rezagados? Esa es la cuestión.

La madrastra Europa ya ha dictado sentencia pública, y ha anunciado que 18 mil euros, ni uno más, ni uno menos, es todo lo que el anoréxico Estado español puede dedicar a operaciones internas de salvamento.

Los gobernados y los gobernantes de las comunidades que en principio no le van a pedir pasta a Papá Estado, analizan sin embargo recelosos la velocidad a la que va a ir disminuyendo la tarta. A ver si al final van a tener que reclamar postre, ayuda, ¡help!, y se van a encontrar con la bandeja vacía.

Los pufos que Zapatero (PSOE) le dejó a Rajoy.

Los  pufos que Zapatero (PSOE) le dejó a Rajoy.

Cuando Mariano Rajoy llegó al Palacio de la Moncloa el pasado 21 de diciembre, después de jurar su cargo como presidente del Gobierno, empezó a bucear en las cuentas que le había dejado como herencia su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero. La realidad, en algunos casos, distaba mucho de lo que en el traspaso de poderes le habían contado y de la situación a la que Rajoy creía que tenía que enfrentarse.

Siete meses después de conquistar la ansiada Moncloa, las facturas que Zapatero dejó sin pagar se acumulan en el despacho de Rajoy. Una situación «endiablada», como reconoce a ABC un miembro del Gobierno, que sitúa a España al borde del rescate. La situación es tan difícil, que hasta el propio expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tuvo que admitir en una entrevista concedida a la cadena Al Jazeera que «sufriríamos menos si hubiéramos ahorrado más y hubiéramos tomado menos dinero prestado del exterior».

Aunque el presidente del Gobierno repite una y otra vez que «las herencias se reciben sin derecho a inventario» también insiste que los españoles tienen que saber la verdad de las cuentas del Estado. Unas cuentas que se resumen en una deuda total de 997.000 millones de euros, el 92,1 % del PIB, de los que 800.000 millones corresponden a todas las administraciones (central, autonómica y local). Ello obligará a destinar el año que viene 38.000 millones a los intereses del dinero que se ha tenido que pedir prestado al exterior. Nueve mil millones más que este año. Si no se hubiera gastado tanto en los ejercicios anteriores no se tendría que destinar tanto al pago de los intereses, y no hubiera sido necesario tener que hacer tantos recortes

Estas son algunas de las facturas que Zapatero dejó sin pagar. En otras palabras, los pufos» que se ha encontrado el Gobierno del PP:

1.- Pufo del déficit: 25.000 millones

El Gobierno de Zapatero se había comprometido con la Unión Europea a finalizar 2011 con un déficit del 6%. Días después de llegar al Gobierno, Rajoy se encontró que era del 8%, y a día de hoy ha terminado siendo del 8,9. El presidente aseguró el 2 de abril ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP que el año pasado «gastamos 25.000 millones de euros más de aquellos que nos habíamos comprometido con nuestros socios de la Unión Europea». Además, se gastaron 90.000 millones de euros más de lo que ingresamos.

Al incumplirse el objetivo de déficit, hay que ahorrar 18.000 millones de euros más de lo previsto. Esto se traduce en más ajustes.

En este incumplimiento del déficit se sitúan gran parte de los males, en forma de recortes, que acechan a España. Desde 2008 se encuentra dentro de los países europeos en procedimiento de déficit excesivo y la decisión del Ecofin de relajar las previsiones de déficit para 2012 (del 5,3% al 6,3), 2013 (del 3 al 4%) y llegar al 2014 con el 3%, está supeditada a la subida del IVA, la reforma de las administraciones y los demás ajustes aplicados por el Gobierno.

2.- Pufo financiero: 62.000 millones

De aquella afirmación de Zapatero en Nueva York en septiembre de 2008 de que «tenemos uno de los sistemas financieros más solidos de la comunidad internacional» a la petición de una ayuda financiera de hasta 100.000 millones de euros a la Unión Europea, solo distan cinco años. Aquel «optimismo antropológico» del expresidente le impidió ver la realidad de un sector que se desangraba y que, a día de hoy, y según los informes de los expertos, necesitará, al menos, una inyección económica de 62.000 millones de euros. Ha sido necesario nacionalizar Bankia, que necesitará unos 20.000 millones de euros para sanearse, a riesgo de que arrastrara en su quiebra la credibilidad del sistema financiero; así como Novagalicia, CatalunyaCaixa y Caja de Valencia.

El crédito concedido por el Banco Central Europeo está condicionado a cierre de sucursales e incluso de los bancos que no sean rentables.

3.- Pufo sanitario: 16.000 millones

La deuda que arrastra el sistema sanitario español se eleva a los 16.000 millones de euros. Desde 2003, esta deuda ha crecido un 17 por ciento, pasando de 3.000 millones a los 16.000 que se deben en la actualidad. Una hemorragia que no ha sido evitada y que ha puesto en peligro la asistencia sanitaria gratuita. Uno de los mayores problemas del sistema es el gasto farmacéutico. Algunos datos demuestran el escaso control que ha habido sobre la dispensación de medicamentos. Se ha detectado que 200.000 personas, sin ser pensionistas y estar en activo, tienen una tarjeta sanitaria.

La solución para poder equilibrar el sistema ha sido la aplicación del copago farmacéutico y un mayor control de la asistencia sanitaria a los inmigrantes sin papeles, intentando cortar así el turismo sanitario, la gente que venía a España solo para recibir asistencia sanitaria.

En lo que se refiere a la Ley de Dependencia, se han contabilizado 2.724 millones más de la financiación prevista y 225.000 dependientes más de la estimación realizada.

4.- Pufo en infraestructuras: 20.730 millones

La deuda total de las infraestructuras ferroviarias es de 20.730 millones de euros, según dio a conocer la ministra de Fomento, Ana Pastor, el pasado vienes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Solo Renfe tiene una deuda de 5.200 millones; Feve (Ferrocariles Españoles de Vía Estrecha) 530 y unas pérdidas de 150, y Adif (Administración de Infraestructuras Ferroviarias) 15.000.

En España hay 176 estaciones con menos de un viajero al día y 52 servicios con una ocupación por debajo del 15%.

5.- Pufo eléctrico: 24.000 millones

Rajoy ha calificado de «descomunal» el problema que arrastra el sector eléctrico «porque nos han dejado una deuda de 24.000 millones de euros». Para intentar solucionarlo «hemos tenido que subir la tarifa de la luz».

6.- Pufo en las empresas públicas: 56.000 millones

Las cuatro mil empresas públicas, fundaciones y consorcios que tienen las tres administraciones públicas acumulan una deuda de 56.000 millones de euros, de los que 32.000 corresponden a las empresas estatales; 13.870 a las autonómicas y 9.328 a las locales.

El Gobierno ha insistido en la necesidad de eliminar una gran parte de estas empresas, que cuestan 200.000 millones al año. Las Autonomías se resisten y en el primer trimestre del año solo han cerrado dos.

"Detrás de una pancarta no se solucionan los problemas que tenemos"

"Detrás de una pancarta no se solucionan los problemas que tenemos"

El vicesecretario de Organización y Electoral del PP afirma que "la calle puede ser una válvula de escape" para el descontento, pero "las medidas son necesarias para garantizar el futuro de España"

Carlos Floriano ha explicado que "detrás de una pancarta no se solucionan los problemas que tenemos, sino trabajando duramente para resolver la grave situación por la que atravesamos".

Así, Floriano ha criticado a los que en su momento negaron la crisis y no supieron hacerle frente, y ahora se indignan porque el Gobierno está tomando las medidas necesarias e imprescindibles para salvaguardar el Estado del Bienestar de los españoles.

El dirigente popular ha recordado la complicada situación económica en la que se encuentra España, "una de las crisis más importantes de su historia", con un déficit público elevadísimo que hay que corregir cuanto antes, para poner las bases de la recuperación económica y que así se fomente la creación de empleo.

Medidas para el Futuro
Durante su comparecencia en rueda de prensa en la localidad gaditana de Jeréz, Carlos Floriano se ha mostrado comprensivo con el enfado que ha podido suponer la puesta en marcha de algunas reformas por parte del Ejecutivo, porque "no son fáciles". Pero al mismo tiempo ha señalado que se toman "pensando en el futuro de los españoles, para poner en marcha la política económica que propicie el crecimiento y la creación de empleo".

"Entendemos el enfado, pero queremos buscar la complicidad de la mayoría de los españoles", que han de comprender que el Gobierno no tiene más alternativa que llevar a cabo reformas, por muy duras que sean, para intentar hacer reversible la mala herencia que dejó el Ejecutivo socialista, ha destacado Floriano.

La Nefasta Política Económica del PSOE
El dirigente popular se ha preguntado cómo no "les sonroja" a los dirigentes del PSOE inducir a las movilizaciones, que incluyen movimientos contra las políticas del Gobierno, cuando ellos son los responsables de las nefastas políticas económicas que nos han traído hasta aquí.

"El comportarse como un pollo sin cabeza, que es lo que en estos momentos les pasa a los actuales dirigentes del PSOE, les lleva a decir que hay que hacer lo mismo que hicieron ellos cuando estaban en el Gobierno, que es precisamente lo que nos ha traído hasta aquí, por eso, hay que corregir la situación", ha aseverado.